domingo, 6 de septiembre de 2015

Lo contemporáneo...

Si hoy se le preguntara a alguien, quien sea ¿qué es ser contemporáneo?, contestaría a la pregunta diciendo: Pertenecer al tiempo en que se vive, yo soy contemporáneo.

Y si te dijera que su respuesta fue errónea…, que lo que contestó es precisamente lo contrario a ser contemporáneo, ¿estarías de acuerdo conmigo o con aquella concepción?
Pensarás que para tomar postura de acuerdo al asunto tendría que exponerte mi razón por la que digo es errónea la contestación. 

Bien, lo contemporáneo es no solamente corresponder a un tiempo (presente) y estar en él sin saber lo que ocurre en el entorno, es tener fija la mirada en su tiempo apartándose para poder vislumbrar lo que sucede alrededor tuyo, “percibir no las luces, sino la oscuridad”.

Una vez que la vista está en la opacidad, lo  que procede hacer es aceptarla y reflexionar, sin perder de vista la luz al final del túnel, pensar que hay esperanza en torno a lo que ocurre. Es “volver a un presente en el cual nunca hemos estado”. Es estar alerta, OBSERVAR las situaciones, no nada más las próximas sino las que figuran en la totalidad.

Ahora ¿qué piensas?  ¿Alguna ves te has preguntado lo que sucede en tu tiempo?

Por: Jordana González

Facultad de Ciencias Políticas y Sociales


Foto: Azore Asore